14 razones por las que deberías viajar por el mundo

14 razones para viajar por el mundo
14+
Share

14 razones por las que deberías viajar por el mundo

¿Tienes dudas de si emprender un viaje largo por el mundo? Voy a darte 14 razones por las que SI deberías viajar por el mundo. Aunque solo sea una vez en la vida.

1. Perder el miedo a lo desconocido

Viajar es una de las mejores maneras de perder el miedo a lo desconocido.

En esta vida todo es cuestión de práctica. Si prácticas mucho el habito de estar en lugares desconocidos, superarás el miedo a lo desconocido. Al igual que si prácticas el hábito de dar cambios radicales a tu vida, perderás el miedo al cambio.

Cuando sales fuera de tu lugar de confort, conoces lugares y personas que nunca habías conocido, todos los miedos desaparecen y aprendes a ver lo desconocido como algo interesante y curioso. Lo que antes te causaba miedo se convierte en algo que te causa emoción.

quedarse-con-lo-conocido-por-miedo-a-lo-desconocido

2. Romper con la rutina

¿Estás cansado de tener una vida rutinaria? Pues si quieres romper con la rutina la mejor forma de hacerlo es viajando.

Cuando viajas no hay rutinas, cada día es una aventura nueva. Desde que te levantas hasta que te acuestas, día tras día, haces cosas diferentes. Se te olvida si es lunes o martes, a veces ¡incluso se te olvida en que mes estás! Hasta si te paras en un lugar por un tiempo sigue siendo poco rutinario, ya que probablemente estarás descubriendo y conociendo ese lugar, adaptándote o planeando los siguientes pasos de tu viaje.

la-rutina-es-mortal

3. Saborear la libertad

La libertad que te da el viajar a mundo abierto, con lo puesto, no te lo da casi nada. Eres tú, ante el mundo. Libre, para decidir donde ir, que hacer y como hacerlo.

Yo no he sentido nunca tanta libertad en mi vida como la que he sentido viajando. La presión que podía sentir en “una vida clásica” se esfumó por completo. Y creo que todos los que han viajado por largo tiempo, estarán de acuerdo conmigo.

TU-CORAZÓN

Si quieres leer sobre sentirse libre, en este artículo hablo sobre ello de una forma mas “filosófica”: La búsqueda de la libertad es lo que nos hace libres. Y en este explico cómo ser mas libre del sistema

4. Conocerte a ti mismo

Salir a la aventura a emprender un viaje largo, te hace conocerte a ti mismo.

A veces las personas necesitamos perdernos para reencontrarnos. Verte ante un mundo desconocido te hace descubrir cosas nuevas sobre ti, por ejemplo con que tipo de personas te sientes bien, si se te dan bien los idiomas o no, descubrir cosas que te gustan que nunca habías probado, cuales son los defectos que llevas en la mochila…

Viajar va ligado a analizarte y descubrir cosas sobre ti que probablemente no te habías imaginado nunca.

perderte-te-ayuda

5. Volverte mas tolerante

¿Que es la tolerancia? La tolerancia es la capacidad de reconocer que todos tenemos el mismo derecho a ser respetados, por que todos somos seres humanos, con nuestras propias formas de ser, pensar y vivir. Si todos fuéramos tolerantes el mundo cambiaría, probablemente habría mas paz y menos guerra.

Viajando convives con todo tipo de personas. Conocer otras culturas, otras formas de vida, de hacer, de ser, te hace volverte mas tolerante. Dejas de prejuzgar y de criticar tanto y aprendes a ser tolerante con las diferencias entre los seres humanos. Ya que en el momento que formas parte de esas vidas tan “extrañas” o “diferentes” para ti, se normalizan y tu mismo empiezas a cambiar tus hábitos para tener los que ellos tienen. Y las cosas que no acabas de “hacer tuyas” igualmente las aceptas, comprendes y respetas.

Aprendes a valorar al ser humano en su esencia: todos reímos, lloramos, sentimos, todos tenemos una misma misión, vivir. Las diferencias dejan de ser algo que os separe, se convierte en algo que os une.

tolerancia

6. Aprender nuevas cosas

Siempre están las personas que dirán que es mucho mas importante hacer una carrera universitaria, que viajar. Pero yo soy de las que pienso que un largo viaje te enseña lo que jamás te enseñará la universidad. Viajando aprendes una carrera de vida, aprendes mucho mas de lo que se puede imaginar, cosas más abstractas, quizás, que en una carrera universitaria. Pero ante todo aprendes, y mucho.

De todos modos, para los que les importa otro tipo de formaciones, viajando también puedes formarte en muchas cosas si quieres. Ya que puedes hacer voluntariados en los cuales adquirir habilidades de lo que te interese, trabajos en los cuales puedes hacer lo mismo, estudiar online, estudiar en los países que estés, cosas como: idiomas, terapias alternativas, joyería, artes, cocina…Puedes estudiar infinidad de cosas, ¡hasta una carrera si te apetece! Y si encima lo haces en países de un bajo nivel económico, podrás adquirir oficios o formaciones por un precio de risa. Así que viajar te permite aprender mucho sobre la vida, pero también formarte en algún oficio o profesión y encima ¡más barato!

Sea como sea, la vida puede ser tomada como una carrera en la que debemos seguir unos patrones establecidos. O se puede tomar como dice la foto de abajo.

la-vida-es-un-viaje-y-no-una-carrera

7. Desaprender lo aprendido

Los analfabetos del futuro no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.

Los verdaderos genios son genios porque son capaces de preguntarse preguntas nuevas y encontrar nuevas respuestas. En un mundo en el que desde pequeños en vez de enseñarnos a formular preguntas, nos enseñan “respuesta firmes”, dejamos de aprender, porque “lo aprendido es lo que es, y no hay mas”.

Cuando viajas te encuentras con cosas que te chocan, que en teoría para ti tenían una sola respuesta o una sola forma de ser. Por lo cual aprendes a desaprender, y te empiezas a formular preguntas de las cuales tu creías tener una firme y única respuesta. Se esfuma el típico pensamiento de “es así, porque siempre ha sido así” y comienzas a cuestionarlo todo mas. Aprendes a relativizar y te vuelves una persona mas inconformista, que se cuestiona mas lo establecido y busca sus propias respuestas. Y esa es la mejor forma de crecer.

desaprender-lo-aprendido

8. Volverte mas flexible

A menudo las personas tenemos falta de flexibilidad, porque vivimos en vidas mas rutinarias, y en el momento que algo no sale como esperábamos nos ponemos de los nervios. ¿Te gustaría aprender a ser mas flexible y no ponerte de los nervios cuando algo no sale como esperabas? ¡Pues viaja!

Para emprender un largo viaje se necesita flexibilidad, ya que por mucho que planifiques, las cosas cambian en el momento del viaje. Una vez estás en ruta, no todo sucede a tu antojo, o como tu habías planificado en tu mente. Por lo cual te dotas de una gran flexibilidad.

Ser flexibles nos ayuda a adaptarnos a los cambios y a ser creativos. Pero sobre todo:

la-flexibilidad-es-la-audacia-necesaria

9. Ser menos materialista

Ser menos materialistas nos ayuda a vivir con mas tranquilidad y libertad, no necesitar cosas que en realidad son innecesarias, nos libera.

Vivir en una mochila por largo tiempo, llevando tres pantalones, tres camisetas, un par de sudaderas, una chaqueta, unas pocas bragas y calcetines. Te hace ser menos materialista. Aprendes a ver cuanto poco necesitas para ser feliz. Y cambias cosas materiales, por experiencias.

Cuando volví de un viaje largo y abrí mi armario, me asusté de ver tanta ropa, me la empecé a probar para ver cual me podía poner y al final me puse la misma que llevaba en la mochila, ¿surrealista verdad? Pero cuando aprendes a vivir con poco y ves de repente que tienes muchas cosas, te llega a abrumar.

Hay gente que colecciona coches, casas, ropa… Tu puedes coleccionar experiencias.

las mejores cosas

10. Inspirarte

Siempre que sientes que necesitas inspiración para algún proyecto o alguna cosa que necesitas decidir o hacer ¿en que lugar te imaginas inspirándote? En lugares naturales, en los que puedas respirar y que estén alejados o transmitan algo diferente de donde vives normalmente ¿verdad?

Viajar inspira, primero porque tienes mas tiempo para ti, y segundo porque te mueves por lugares diferentes, naturales y donde respirar. Así que se te ocurren ideas fabulosas, ya sean ideas filosóficas, para proyectos, o del rumbo que seguir en tu vida.

viajar-es-mucho-mas-que-ver-cosas-es-un-cambio-profundo-y-permanente-de-las-ideas-de-la-vida

11. Abrir la mente

Cuando viajas, descubres que lo que creías como algo normal puede no ser normal. Y lo que considerabas anormal puede ser normal.

Si viajas, en teoría quieres conocer otras culturas y formas de vida ¿verdad?. Pues cuando las conoces te pueden llegar a chocar tanto, que tu mente se abre.

Cosas como lo normal o anormal, lo bueno o lo malo, lo lógico o lo ilógico, lo correcto o incorrecto…, empiezan a ser extremos mas difíciles de encasillar. Ya no hay negro o blanco, hay grises, verdes, azules y muchos mas colores. Tu mente se ha abierto. ¡Y eso es genial!

el-mundo-es-demasiado-redondo-para-nuestras-mentes-cuadradas

12. Reinventarse

Las personas que te conocen de toda la vida te dirán siempre lo tímido que eres, o lo nervioso que eres, lo raro, lo loco… Tienen una especie de definición hacia tu persona. Y al final esa misma definición es la que tienes tu mismo de ti.

Verte ante otras personas y culturas, te permite “empezar de cero” y decidir que es lo que quieres sacar al mundo de ti mismo, buscando potenciar tus virtudes aceptando tus defectos, trabajando en este proceso sin los clichés que las personas que te conocen desde hace tiempo tienen sobre ti.

Eres nuevo para gente nueva y ante un mundo nuevo. Así que puedes hacer alguien nuevo de ti mismo también. Claro que, no se trata de ponerte una mascara tapando lo real, se trata de investigarte y sorprenderte a ti mismo actuando de una forma tranquila ante una situación que normalmente te pondría nervioso, o siendo más atrevido cuando normalmente eres una persona tímida.

A veces no conseguimos sacar nuevas facetas de nosotros mismos, porque nos encasillan tanto, que creemos imposible cambiarlas. 

Reinventarse

13. Conocer lugares maravillosos

Coge un mapa de la tierra y mira donde vives. Donde vives es solo un pequeño punto en todo ese enorme mapa. ¿Te imaginas la de lugares increíbles que hay por el mundo? ¿No es esta una razón suficientemente potente para viajar? ¡Para mi si!

el-mundo-tiene-demasiadas-cosas-maravillosas

14. Sentirte vivo

Cada día es nuevo, cada día es único. En un día pueden pasar muchas cosas, en una semana muchas más. En meses ya no te digo, y un año puede parecer que hayan sido diez.

Aún recuerdo un día en el que viajaba con mi chico por California. En el mismo día tuvimos un accidente en una carretera helada que casi nos matamos. Esa misma noche acabamos durmiendo en el desierto del Mojave. Totalmente surrealista.

Todo lo que pasa es mas intenso, tanto lo bueno como lo malo. Si te roban la mochila es jodidamente horrible, si convives con una cultura diferente es intensamente extraño, difícil y emocionante, si haces un trekking a los Himalayas es intensamente duro e increíble, si te despides de personas con las que has pasado momentos inolvidables (que lo haces muy a menudo) es intensamente triste… Pero esa intensidad, tanto en una experiencia bonita como en la peor de las experiencias, te hace sentir vivo. En cierta manera, sales de una rueda en la que no pasan muchas cosas nuevas cada día, para dedicarte a vivir una aventura diaria, la cual no sabes cuando será el final.

Y aún en un día triste piensas: “Se que seguirán viniendo cosas que no me puedo perder. La experiencia se suma, el viaje sigue y la vida continúa. Así es la vida, un viaje, una aventura. Y cuando miras al pasado, un conjunto de experiencias”

no-viajamos-para-escapar-de-la-vida-viajamos-para-que-la-vida-no-se-nos-escape

Viajar, vivir, soñar y descubrir es una elección
¡Únirte a esta web también!

Si sientes que esta web te hace viajar, sentir, soñar, descubrir e inspirarte. Puedes elegir (o no) ser parte de ella. ¡Tu elijes! Pero recuerda que toda aventura empieza con un ¡SI!. Si te unes estarás informado de las novedades. Tranquilo (a), no recibirás muchos e-mails. Solo los justos y necesarios.

Si te ha gustado, compártelo. Sintiendo se vive, viviendo se aprende. Compartiendo aprendemos los unos de los otros.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Julia Leyva de la Morena

Apasionada de los viajes, los contrastes culturales y las personas. Curiosa, amante de la vida, con ganas constantes de aprender y conocer cosas nuevas. Con estudios de actriz y administrativa. Interesada en la psicología y estudios sociales. Me gusta la fotografía y crear vídeos. Aprendiendo cada día más sobre wordpress y SEO. Autora de este blog.

Related Posts

Post A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *